logo equiluz
control de plagas


 

Prevención y control de legionella

   

     La legionelosis es una enfermedad bacteriana que suele presentarse en dos formas claramente diferenciadas:

-    La infección pulmonar o “ Enfermedad  del Legionario”, caracterizada por neumonía con fiebre alta.

“ La fiebre de Pontiac”, no neumónica, que se manifiesta como un síndrome febril agudo y de pronóstico leve.

     Esta enfermedad, que suele presentarse en forma de brotes y casos aislados o esporádicos, está asociada a varios tipos de instalaciones, equipos y edificios en el ámbito comunitario y hospitalario principalmente.

     La Legionella es una bacteria ambiental que se reproduce entre 20ºC y 45ºC, destruyéndose a 70ºC, siendo su temperatura óptima de crecimiento de 35 a 37ºC. Su hábitat natural son las aguas superficiales, como lagos, ríos, estanques, desde los cuales accede a las redes de distribución de agua de las ciudades, y de éstas, a los sistemas de agua sanitaria u otros sistemas que requieren agua para su funcionamiento, como las torres de refrigeración.

     En algunas de estas instalaciones, mal diseñadas, sin mantenimiento, o con un mantenimiento inadecuado, se favorece el estancamiento del agua y, con ello, la proliferación de la bacteria.   

     Si existe un mecanismo productor de aerosoles, la bacteria se dispersa en el aire y pueden penetrar, por inhalación, en el aparato respiratorio humano.

     Las instalaciones con mayor peligro de infección por esta bacteria son:

 

·         Torres de refrigeración y condensadores evaporativos.

·         Sistemas de agua caliente sanitaria con acumulador y circuito de retorno. 

·         Sistemas de agua climatizada con agitación constante y recirculación a través de chorros de alta velocidad o la inyección de aire (spas, jakuzzis, piscinas, bañeras de hidromasaje, etc.) 

·         Centrales humidificadoras industriales.

 

     Instalaciones con menor probabilidad de proliferación y dispersión de Legionella:

 

 ·         Sistemas de instalación interior de agua fría de consumo humano ( tuberías, depósitos, aljibes, etc.)

 ·         Sistemas de agua caliente sanitaria sin circuito de retorno.

 ·         Humectadores

 ·         Fuentes Ornamentales

 ·         Sistemas de riego por aspersión en el medio urbano.

 ·         Otros sistemas que acumulen agua y puedan producir aerosoles.

 

     El RD 865/2003 establece los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la legionella.

     El programa de prevención y tratamiento de Legionelosis, basado en este real decreto, está pensado para evitar la proliferación y desarrollo de esta bacteria mediante un sistema de registro, revisiones periódicas, limpieza y desinfección.

     Equiluz les ofrece un servicio de prevención y control de legionellosis, acorde a la legislación, en la que se realizarán los trabajos necesarios para evitar la proliferación de Legionella en su sistema de abastecimiento, se entregarán certificados periódicos de limpieza y desinfección y se tomarán muestras de agua para su  análisis con el objetivo de comprobar la ausencia de dicha bacteria en sus instalaciones.